El Salvador, guerra contra las pandillas, la “tormenta perfecta” de violaciones de derechos humanos contra oposición política y población civil


Amnistía Internacional pidió la intervención de la comunidad internacional y señaló que el gobierno del presidente Bukele ha pisoteado los derechos del pueblo salvadoreño.

La ONG Amnistía Internacional (AI) denunció este lunes que la lucha del presidente Nayib Bukele contra las pandillas ha desatado una “tormenta perfecta” de violaciones de derechos humanos y pidió la intervención de la comunidad internacional.

“Durante los últimos 30 días, el gobierno del presidente Bukele ha pisoteado los derechos del pueblo salvadoreño. Desde reformas legales que violan los estándares internacionales, hasta arrestos arbitrarios masivos y malos tratos a detenidos”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI.

El Parlamento de El Salvador, controlado por el partido de gobierno, extendió el domingo hasta finales de mayo un régimen de excepción instaurado el 27 de marzo, que permite detenciones sin mandato judicial, como parte de la “guerra contra las pandillas” de Bukele.

“Las autoridades salvadoreñas han creado una tormenta perfecta de violaciones de derechos humanos, que ahora se espera que continúe con la extensión del decreto de emergencia”, agregó Guevara-Rosas en un comunicado.

La medida fue adoptada a pedido de Bukele, luego de que entre el 25 y 27 de marzo se produjeron 87 asesinados, atribuidos a las pandillas que operan en el país, principalmente la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18.

El nuevo decreto legislativo aprobado el domingo consigna que “persisten las condiciones de seguridad que demandan de manera urgente” que se prolongue ese régimen.

Algunas organizaciones de derechos humanos han hablado de detenciones injustificadas por parte de la policía y las fuerzas armadas.

Pero el gobierno defiende el accionar de las fuerzas del orden y suele mostrar en redes sociales imágenes de los detenidos, quienes llevan tatuajes que los identificarían como miembros de las pandillas.

Llamamos a la comunidad internacional a que ayude a evitar una incipiente crisis de derechos humanos en El Salvador y a las autoridades del país para que cesen los abusos” y garanticen investigaciones sobre violaciones contra los derechos humanos que hayan ocurrido, dijo la representante de AI.

En el primer mes con régimen de excepción las autoridades han detenido sin orden judicial a 17.000 pandilleros.

El Congreso, a pedido del gobierno, también reformó leyes para castigar con hasta 45 años de prisión a quienes pertenezcan a pandillas, y sancionar con hasta 15 años de cárcel la difusión de mensajes de pandillas en medios de comunicación.

Bukele, un milenial de 41 años con altos índices de popularidad, aseguró que “el 91% de los salvadoreños apoyan la guerra contra las pandillas”, basado en una reciente encuesta de CID Gallup.

El Salvador sufre el asedio de la Mara Salvatrucha y Barrio 18, entre otras, que suman 70.000 miembros, de los cuales unos 33.000 están encarcelados, tras la ofensiva de Bukele.

(Con información de AFP)

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: