El Papa Francisco habló este viernes Santo sobre la guerra en el mundo


«El mundo está en guerra», lamentó este Viernes Santo el papa Francisco pocas horas antes de presidir el Viacrucis nocturno en el Coliseo de Roma, en el que cargarán la cruz dos mujeres de Ucrania y Rusia como mensaje de reconciliación a los dos países en guerra.

«En este momento, en Europa, esta guerra nos golpea mucho. Pero miremos un poco más allá. El mundo está en guerra. Siria, Yemen, y luego piensa en los rohingya, expulsados, sin patria. En todas partes hay guerra», aseguró el pontífice argentino en una entrevista a la cadena pública de la televisión italiana Rai1.

El papa presidió hoy la celebración de la Pasión de Cristo en la basílica de San Pedro del Vaticano pero no se tendió en el suelo del templo para rezar, como se hace tradicionalmente en esta liturgia solemne.

El pontífice argentino accedió al templo en procesión y, tras llegar ante el altar rezó de pie y en silencio ante la tumba de Pedro.

La Liturgia del Viernes Santo, en la que se conmemora el martirio y muerte de Jesús de Nazaret, es la única del año en la que no hay consagración, aunque sí comunión, y el papa la presidió en silencio junto al resto del clero vaticano, fieles y diplomáticos.

Como cada año, la homilía corrió a cargo del predicador de la Casa Pontificia, el cardenal capuchino Raniero Cantalamessa, que alertó del relativismo moderno, citando a J.R.R Tolkien, creador de «El Señor de los Anillos», y al existencialista Søren Kierkegaard.

El predicador, reflexionando acerca del juicio de Cristo ante Pilato, lamentó que aún se dude de la existencia de Jesús de Nazaret y consideró que «el mal que nos rodea se vuelve más desesperanzador y absurdo» sin la fe.

Una vez terminada esta solemne liturgia en el templo vaticano, el papa se dirigirá al Coliseo de Roma para presidir el tradicional Vía Crucis de Viernes Santo ante miles de fieles, tras dos años en los que este acto fue suspendido por la pandemia y reemplazado por una procesión reducida en una plaza de San Pedro desierta.

Durante el Vía Crucis, dividido en catorce estaciones que simbolizan el camino de Cristo a su crucifixión, la cruz será transportada por diferentes tipos de familia y en el paso décimotercero está previsto que la lleven una rusa y una ucraniana en señal de reconciliación.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: