Joven abusada por su madre y su padrastro fue encontrada desnuda y en estado de shock


La causa que investiga el posible abuso a una adolescente de 17 años que en abril de este año deambulaba desnuda por la costa cambió de fiscalía luego de que la Justicia de Garantías rechazar el pedido de sobreseimiento que hizo el fiscal Leandro Arévalo. A partir de esta decisión, el expediente se tramitará en la Unidad Funcional de Instrucción 4 a cargo de Andrea Gómez.

El fiscal había solicitado el sobreseimiento del padrastro de la adolescente tras no poder probar la hipótesis de abuso. “Los informes médicos dieron negativos y tras la realización de la cámara Gesell se solicitó el sobreseimiento al Juez de Garantías Saúl Errandonea”, dijeron las fuentes judiciales.

Sin embargo, desde el Juzgado de Garantías 2 rechazaron el pedido y pidieron que se siga investigando por lo que se resolvió un nuevo destino para la causa. “El hecho está calificado como averiguación de ilícito”, indicaron.

De acuerdo a los datos que recabaron los investigadores, luego de ese hecho la adolescente se fue a vivir con su padre al conurbano. “La madre y el padrastro siguen viviendo en el mismo edificio de la costa y no tienen contacto con la adolescente”, agregaron.

Otra de las fuentes judiciales consultada por este medio indicó que la prioridad es establecer si efectivamente sucedió ese abuso e identificar a los responsables. “Más allá de que se confirmó una situación problemática de consumo de drogas en la vivienda familiar, ninguna prueba permitió establecer abuso sexual alguno”, sostuvieron.

Caminaba desnuda sin respuestas

Tal como se informó oportunamente, la menor fue hallada por personal del Comando de Patrullas tras un llamado al 911 que denunció la presencia de una joven desnuda y desorientada en la costa. Los oficiales la encontraron en la zona de Arenales y Colón con evidentes signos de desorientación y sin poder dar su identidad.

La chica estaba en la vía pública y deambulaba desnuda con apenas un cubre cama tapándola, por lo que una ambulancia del SAME la trasladó al hospital donde confirmaron que tenía signos de violencia y se le dio intervención a la Comisaría de la Mujer y la Familia y a la Unidad Fiscal de Instrucción 7.

En base a las declaraciones de algunos vecinos se estableció la ubicación del departamento que la joven ocupaba con su madre y la pareja de ésta, por lo que se dejó una consigna en la zona porque la pareja se había retirado del lugar.

Si bien horas más tarde la madre de 47 años y el padrastro de 52 fueron aprehendidos en el departamento que ocupaban en Boulevard Marítimo casi Arenales, el avance de la investigación hizo que desde la UFI 7 se solicitara su sobreseimiento.  

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: