Ya huele a Navidad


Mientras tanto los deportistas que ganan oro para el país sólo reciben cartones, insultos y maltrato. No hay un apoyo verdadero.

Igual para los policías que arriesgan cada día su vida enfrentándose a los niños MS13 /18 de Nayib. O el personal de salud que despiden sin indemnizaciones dignas.