Trasplantan con éxito un riñón de cerdo a un ser humano en Estados Unidos

el

Los cirujanos de un hospital de Nueva York, en Estados Unidos (EE. UU.) conectaron este miércoles con éxito el riñón de un cerdo a una persona, cuyo sistema inmunológico no rechazó inmediatamente el órgano, un procedimiento que puede llevar al uso de animales en trasplantes que salvan vidas.

La receptora fue una mujer con muerte cerebral que recibió el riñón de un cerdo cuyos genes habían sido alterados, por lo que sus tejidos ya no albergaban una molécula conocida por desencadenar un rechazo casi inmediato.

La familia de la paciente, que mostraba signos de disfunción renal, aceptó el experimento antes de que la retiraran del soporte vital, dijeron los científicos.

Los investigadores tuvieron acceso al riñón durante tres días, ya que el órgano se mantuvo fuera de su cuerpo mientras estaba adherido a sus vasos sanguíneos.

El Dr. Robert Montgomery, quien dirigió el estudio, dijo que los resultados de las pruebas de la función renal «parecían bastante normales», y agregó que el órgano producía «la cantidad de orina que cabría esperar» de un riñón humano trasplantado.

En Estados Unidos, casi 107 000 personas están esperando trasplantes de órganos, incluidas más de 90 000 de riñones, cuyos tiempos de espera promedian de tres a cinco años.

En diciembre, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. aprobó la alteración genética en los cerdos como segura para el consumo humano de alimentos y medicamentos.

Xenotrasplante

El proceso de trasplante de órganos y extremidades entre especies se conoce como xenotrasplante. Si bien los órganos de animales como los chimpancés y los cerdos han sido en gran parte ineficaces para mantener el cuerpo humano a largo plazo en el pasado, muchos ven la tecnología de edición de genes como la clave para un trasplante exitoso.

Por supuesto, es probable que esto plantee una serie de problemas relacionados con la ética de criar cerdos con el propósito expreso de extraer sus órganos. Sin embargo, aproximadamente 100 millones de cerdos ya son sacrificados cada año en los EE.UU. para la alimentación. Por lo que no sería tan exagerado usar las criaturas como órganos para salvar vidas humanas.

De hecho, Montgomery le dijo al NYT que los cerdos modificados genéticamente «podrían ser una fuente renovable de órganos: el sol y el viento de la disponibilidad de órganos».

Algunos investigadores creen que se podrían trasplantar más riñones de cerdo modificados genéticamente a pacientes humanos en tan solo unos meses. Por ahora, los investigadores detrás del trasplante todavía están recopilando datos y aún no han publicado un artículo con sus resultados, pero si los primeros resultados son una indicación, deberían tener mucho de qué ser optimistas.