Internacionales

EEUU expulsó a casi 4,000 haitianos en una semana


Entre el 19 y el 27 de septiembre Estados Unidos expulsó en 37 vuelos a casi 4,000 haitianos, que llegan a un país devastado por catástrofes naturales y una crisis política sin precedentes.

En los últimos nueve días, Estados Unidos ha deportado cerca de 4,000 migrantes haitianos sin permitirles una audiencia ante un juez. Algunos de ellos pisan Haití por primera vez en años y llegan a un país afectado por una crisis política sin precedentes.

La administración de Joe Biden envió a miles de haitianos de vuelta a su país usado el Título 42, una ley promulgada bajo el mandado de Trump que permite a las autoridades migratorias la deportación de una persona sin tener una audiencia con un juez con la excusa de la pandemia por COVID-19, lo que ha provocado múltiples críticas.

Entre el 19 y el 27 se septiembre Haití recibió 37 vuelos procedentes de Estados Unidos con aproximadamente 3,900 haitianos. Entre ellos, 2,300 son padres e hijos que habían llegado a la frontera sur de Texas atravesando varios países de Centroamérica, según datos del Departamento de Seguridad Nacional. Ahora se encuentran de vuelta en el país más pobre del hemisferio occidental con un futuro incierto.

Incluso, muchos de ellos no vivían en Haití desde hace varios años. Algunos ya se habían establecido en países como Chile y Brasil para después comenzar su viaje hacia Norteamérica, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La organización además indicó que el 44% de los haitianos deportados son mujeres y niños. El jefe de la misión en Haití de la OIM, Giuseppe Loprete, dijo a CBS News que muchos de los que llegan lo hacen llorando, incluso ha visto a jóvenes estar muy asustados por haber vuelto a ese país apenas se bajan del avión.

Según Loprete, en los aeropuertos de la isla la OIM ha estado distribuyendo artículos de higiene personal, productos de uso femenino y $100 dólares para cubrir gastos básicos de los recién llegados. Además, cuentan con un consejero de salud mental en ambos lugares.

Haití es el país más pobre de América y recientemente se ha visto azotada por la inseguridad, catástrofes naturales como el terremoto en agosto y una sublevación militar que asesinó al presidente Jovenel Moise un mes antes, lo que desembocó en una profunda crisis política en la isla. Es por eso que expertos dudan que ese país esté en las condiciones ideales para recibir miles de personas deportadas.

“La política de expulsión del Título 42 se trata en realidad de políticas de inmigración, y no de salud pública, está claro por la cantidad de expertos médicos que se han alineado para condenarlo en los términos más enérgicos”, dijo también a CBS News Lee Gelernt, miembro de la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles.

En una rueda de prensa, Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional, se refirió a las actuales políticas migratorias y admitió que las mismas “no han logrado unanimidad en la opinión pública“.

Categorías:Internacionales