Últimas Noticias

Osiris Luna se reúne con pandilleros en el Hospital de Zacatecoluca


Las bitácoras de salidas de distintos centros penales dejan constancia del traslado de reos al Hospital Santa Teresa, en Zacatecoluca. Personal confirma que varios reos llegan sin estar enfermos y se reúnen con hombres encapuchados y funcionarios, entre ellos Osiris Luna. Algunos de ellos permanecen horas y hasta días en el lugar, en un área aislada.

El director general de Centros Penales, Osiris Luna, ha ocupado las instalaciones del Hospital Santa Teresa de Zacatecoluca, en el departamento de La Paz, para reunirse con líderes de la pandilla MS-13 de forma reiterada, entre noviembre de 2019 y agosto de 2021.

Documentos del Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca y del Hospital Santa Teresa y fuentes internas del nosocomio confirman el ingreso de al menos cinco pandilleros en reiteradas ocasiones con el pretexto de someterse a tratamientos médicos, pese a que sus síntomas no compaginan con alguna enfermedad de gravedad que obligara un traslado desde el centro penitenciario.

Un protocolo de salida de internos a hospitales con fecha del 10 de febrero de 2021 y con el sello de la alcaidía del Centro Penitenciario de Máxima de Seguridad revela, por citar uno de los casos, que ese día se aprobó la salida del reo Borromeo Enrique Henríquez Solórzano, alias “Diablo de Hollywood”, para una “evaluación” en el Hospital Nacional Santa Teresa de Zacatecoluca, pese a que las evaluaciones médicas de rutina se pueden realizar con el médico del centro penal, según la Ley Penitenciaria y el personal médico que atiende estos casos.

Lo discutido en las reuniones no es de conocimiento público porque agentes de Centros Penales evitan que personal de enfermería y médicos estén presentes en el área de emergencia y luego en la zona preparada como sitio de los cónclaves. Según las fuentes, afuera de este recinto se han instalado cámaras para vigilar que ningún empleado del hospital se acerque y documente la reunión.

Todo esto tendría la venia del director del nosocomio, William Fernández, y de la jefa de residentes, Yeni Coto, quienes serían los enlaces con las autoridades gubernamentales. Ambos fueron consultados por LPG previo a este reportaje y dijeron que no darían declaraciones sin el aval de sus superiores.

“La verdad es que yo no paso mucho tiempo dentro del hospital, pero lo más correcto sería que hablara a la Dirección Nacional de Hospitales o al Ministerio de Salud para que ellos den autorización y se le pueda dar toda la información que usted quiera, para no tener inconvenientes”, declaró Fernández. Luego se le consultó si eso implicaba que las reuniones en efecto sucedían y colgó la llamada.

Lo discutido en las reuniones no es de conocimiento público porque agentes de Centros Penales evitan que personal de enfermería y médicos estén presentes en el área de emergencia y luego en la zona preparada como sitio de los cónclaves. Según las fuentes, afuera de este recinto se han instalado cámaras para vigilar que ningún empleado del hospital se acerque y documente la reunión.

Todo esto tendría la venia del director del nosocomio, William Fernández, y de la jefa de residentes, Yeni Coto, quienes serían los enlaces con las autoridades gubernamentales. Ambos fueron consultados por LPG previo a este reportaje y dijeron que no darían declaraciones sin el aval de sus superiores.

“La verdad es que yo no paso mucho tiempo dentro del hospital, pero lo más correcto sería que hablara a la Dirección Nacional de Hospitales o al Ministerio de Salud para que ellos den autorización y se le pueda dar toda la información que usted quiera, para no tener inconvenientes”, declaró Fernández. Luego se le consultó si eso implicaba que las reuniones en efecto sucedían y colgó la llamada.