Farándula y Entretenimiento

Mira que bien le queda a Kim Kardashian su traje de baño verde neón ¡más pequeño!


Además de ser “la reina de las cirugías”, fácilmente Kim Kardashian también podría considerarse como la reina de los traje de baño neón, como prueba de ello aparece en dos coquetas fotos demostrándolo.

Sin duda alguna algo que ha caracterizado a Kim Kardashian a lo largo de estos años es su perfección, sobre todo cuando tiende a usar trajes de baño neón, de los cuales entre más reveladores sean es siempre mejor.

Muchas personas e internautas consideran a la hermana mayor de Khloé Kardashian como la reina de las cirugías, sin embargo también podría ganarse el título de reina de los trajes de baño neón.

Estas prendas terminaron por convertirse en tendencia hace un par de meses y quien mejor para comenzar a imponer tendencia que la propia Kim Kardashian, lo cual para ella esto es un trabajo sencillo.

https://www.instagram.com/p/CQIYlBxAFmT/

La empresaria, socialité y celebridad de las redes sociales se ha encasillado en una personalidad de la moda, tanto en crear tendencia como siempre estar a la vanguardia de las prendas que están por salir en el mercado.

Poco antes de que en México comenzaran a volverse piezas favoritas de las damas, fue Kim Kardashian una de las primeras personalidades que aparecieron utilizando estos bañadores neón, al tiempo los encontrábamos en cualquier tienda tanto en físico como en digital.

Estas fotos en particular son ya de hace tiempo, aunque aparece en una cuenta de sus seguidores es probable que tiempo antes la empresaria y modelo haya deleitado a millones con dichas fotos, fue el 22 de enero del 2019 que se hicieron públicas en esta cuenta de Instagram.

En la primera imagen la exesposa de Kanye West está sentada en una especie de kayak también de un tono verde fosforescente como el de su diminuto bañador que por cierto deja a la vista sus encantos y sobre todo sus tremendas curvas.

Kim se encuentra dentro del agua arriba del kayak, aprovechando para tomarse una foto muy cómoda antes de seguir remando, en la segunda imagen ya está sentada en la orilla de la playa disfrutando de una pequeña ola que mojó sus piernas.