Farándula y Entretenimiento

Que pase la desgraciada!!! la famosa Laura Bozzo puede ir a prisión por estafa


La presentadora es buscada por las autoridades por el presunto delito de evasión fiscal, al haber vendido una casa que fue embargada para garantizar el pago de sus deudas

La presentadora peruana Laura Bozzo, de 69 años, está pasando por uno de los momentos más complicados de su vida, después de que se diera a conocer que las autoridades mexicanas solicitaron a la Interpol la emisión de la ficha roja para localizarla y detenerla por el presunto delito de evasión fiscal.

De acuerdo a información del programa ‘Suelta la Sopa’, la también abogada es señalada por la venta ilegal de una imponente casa que poseía en la Ciudad México, de la que se deshizo, pese a estar embargada por la Secretaría de Administración Tributaria.

Las autoridades decomisaron el inmueble porque la ex de Cristian Zuárez tenía una deuda de impuestos cercana a los $13 millones de pesos, algo así como $680 mil dólares.

La casa en cuestión se ubica en la calle cerrada de Bosque de Antequera y es vigilada, al igual que el resto de las residencias de la zona, por un empleado de seguridad, quien dice desconocer el paradero de Bozzo, pues ya tendría cerca de tres años sin vivir en el lugar.

“Ya tiene tres años que se fue de aquí. No sabemos nada de ella”, reveló el empleado ante las preguntas realizadas por un reportero de Telemundo.

A continuación brindó algunos detalles sobre el estado físico de la vivienda, la cual se encuentra, según su testimonio, abandonada.

“Está todo cerrado, lleno de basura”, informó el hombre a cargo de la seguridad de la comunidad.

Pese a que no pudieron entrar a la calle para conocer de cerca la casa, la lente de ‘Suelta la Sopa’ mostró algunos aspectos de su fachada, la cual destaca por su tono naranja, mientras que su techo resalta por su teja roja.

A pesar de que actualmente ya es buscada por las autoridades mexicanas y por la Interpol, la conocida como ‘Abogada de los pobres’ presentó, en su momento, un amparo para pagar su pena con arresto domiciliario y de paso solicitó que se le colocara un brazalete electrónico para rastreae su paradero, pues argumentaba que su vida correría riesgo en prisión, al ser una persona de la tercera edad y padecer enfisema pulmonar.