Ciencia y Tecnología

El inesperado rugido de Nauka, no es preocupación para Rusia


Rusia trató de tranquilizar a sus socios internacionales este viernes, asegurando que el incidente que desvió brevemente el rumbo de la Estación Espacial Internacional (EEI) había sido controlado y que seguiría adelante con la integración de un módulo ruso recién acoplado.

Roscosmos, la agencia espacial rusa, dijo que los trabajos para integrar el Nauka en la EEI estaban en marcha y que los cosmonautas rusos abrirían más tarde la escotilla del módulo para intentar acceder.

La agencia señaló que los especialistas rusos estaban comprobando a distancia los motores del Nauka para garantizar la seguridad de todos y que la EEI seguía su trayectoria de vuelo normal.

El gobierno ruso afirmó que el acoplamiento había sido un éxito, ya que el sello entre el nuevo módulo y el resto de la EEI era hermético.

No ha dicho qué ha provocado el inesperado rugido de los motores del Nauka.

Dmitry Rogozin, jefe de Roscosmos, había celebrado el día anterior el acoplamiento de Nauka a la EEI como “una victoria muy difícil e importante para nosotros” y aceptó calurosamente las felicitaciones en Twitter del empresario espacial Elon Musk.

Rogozin también habló de los planes para lanzar otro módulo ruso a la EEI en noviembre.

Roscosmos ha sufrido una serie de percances y escándalos de corrupción, entre ellos durante la construcción del cosmódromo de Vostochny, en el extremo oriental del país, donde los contratistas fueron acusados de malversar fondos estatales.

Categorías:Ciencia y Tecnología