Últimas Noticias

Funes se apunta una victoria contra Nayib y la Fiscalía


La Fiscalía General de la República sufrió un duro revés en el caso Saqueo Público por el cual es procesado el ex Presidente Funes y 30 personas más, entre ellas varios de sus familiares.

Nicaragua otorga nacionalidad a expresidente de El Salvador Mauricio Funes  | CNN

El Juez Octavo de Instrucción declaró “no ha lugar” la solicitud de la representación fiscal en el caso para que los peritos que había nombrado el Juzgado Séptimo de Instrucción continuaran con la pericia, pese a que ya había vencido el plazo para ello.

Con esta decisión del Juez el peritaje queda de forma definitiva como “no concluído” y las principales acusaciones contra los imputados, especialmente contra Funes y Vanda Pignato, quedan sin sustento.

Los fiscales del caso, siguiendo instrucciones del Fiscal General de facto, Rodolfo Delgado, argumentaron que el peritaje había dejado algunos puntos periciales sin resolver, pese a que el Juez anterior que llevaba el proceso había autorizado dos ampliaciones (prórrogas) del plazo para concluir la pericia, la última de ellas violando el debido proceso.

La Fiscalía intentó de forma ilegal y extemporánea, a través de esta nueva solicitud de ampliación de la pericia, remendar los graves vacíos de su investigación, así como las arbitrariedades y errores cometidos en el caso “Saqueo Público” desde que fue presentado el requerimiento fiscal en Junio del 2018.En más de tres años de investigación, la Fiscalía no ha podido demostrar ninguno de los delitos que le imputa a los acusados, especialmente al ex Presidente Funes y a la ex Primera Dama, Vanda Pignato, porque no tiene pruebas sustentables en su contra.

Las imputaciones se basan sobre todo en las declaraciones de testigos o de imputados en el proceso a los que la Fiscalía de Douglas Meléndez criterió a cambio de beneficios procesales. Fuera de esas declaraciones que no aportan ninguna prueba irrefutable, la Fiscalía no tiene nada para seguir sosteniendo las acusaciones. Es decir, se trata de un caso débil que de pasar a una audiencia preliminar podría perderlo y darse el sobreseimiento definitivo de algunos de los acusados.

Eso explica el silencio de la Fiscalía frente a esta decisión del Juez Octavo de Instrucción de hace unos días y que ha sido del conocimiento de algunos medios de prensa.

Categorías:Últimas Noticias