Nacionales

“Si entras en la lista (Engel) eres marginado en EUA y en el resto del mundo”, James McGovern, congresista de Estados Unidos


Estados Unidos está por  publicar esta semana la  Lista Engel, que contiene nombres de funcionarios corruptos. El congresista  McGovern anuncia que la administración Bukele podría engrosar ese documento.

James McGovern, congresista de Estados Unidos.

El congresista de Estados Unidos James McGovern, que ahora es el presidente del “poderoso” Comité de Reglas de la Cámara de Representantes, que apoyó la aprobación de la ley que permitió la creación de la “Lista Engel” y que influye enormemente en la introducción de otras iniciativas y leyes relacionadas a sanciones internacionales.

McGovern confirmó que las sanciones que impondrá Estados Unidos van más allá de la cancelación de las visas a quienes aparezcan en la lista. Además, confirmó que EUA tiene otra lista de personas y funcionarios que han violado derechos humanos, a quienes la administración del presidente Joe Biden pretende aplicar acciones contempladas en la Ley Magnitsky, reglamento que también aplican otros países aliados.

Pese al poco interés del gobierno salvadoreño en mejorar las relaciones con Estados Unidos, McGovern, al igual que otros congresistas, afirma que la cooperación financiera estadounidense poco a poco será recortada de las instituciones salvadoreños y en su lugar será entregada a organizaciones civiles.

Bueno, hay un compromiso real con el pueblo de Centroamérica por parte de la Administración Biden y de muchos de nosotros en el Congreso de Estados Unidos.

Necesitamos encontrar formas de apoyar a la gente, el desafío en este momento es que muchos de los gobiernos están retrocediendo en lo que respecta a la democracia. Lo que vemos en El Salvador es muy, muy perturbador francamente. Disolver la Corte Suprema y los ataques de la prensa. Debo decir, el ir en contra de la Corte Suprema, la forma en que lo hizo el presidente Bukele, esas cosas minaron nuestra capacidad de trabajo con el gobierno salvadoreño.

Ahora estamos tratando de trabajar con el pueblo salvadoreño, estamos trabajando con ONG, también estamos enfocando nuestro trabajo en el sector privado con salvadoreños, pero el potencial para colaborar de maneras mucho mayores se complica por la adopción del autoritarismo del presidente Bukele.

¿Por qué cree que estos gobiernos no están comprometidos con su gente?

Sabes, el poder es una cosa extraña. Gente… cuando lo obtienen, quieren consolidarse y no quieren renunciar a él. Con el tiempo, las personas que intentan socavar la democracia terminan volviéndose cada vez menos populares.

El problema es que a veces, cuando ya no son populares, es demasiado tarde para hacer algo porque básicamente todas las instituciones democráticas han sido limitadas. Estamos realmente preocupados por eso y por los ataques a la prensa. Es inaceptable, es aterrador. Yo estoy en política y la prensa escribe artículos sobre mí, a veces son positivos, a veces son negativos, a veces me gustan, a veces no.

Pero incluso cuando no entiendo que esas son las reglas del juego, la prensa tiene su trabajo que hacer, yo tengo mi trabajo que hacer; si no puedes aceptar las críticas no deberías estar en política, deberías de irte a otro negocio y así, cuando veo los ataques a la prensa en El Salvador por parte del presidente del país es vergonzoso.

Si no puedes manejar un artículo crítico, entonces necesitas ir a un negocio diferente, pero la prensa es una parte central de cualquier tipo de democracia, si te gusta lo que escribe la prensa o si no te gusta es irrelevante. La prensa no debe ser atacada, no debe ser intimidada, no debe ser amenazada, eso socava la democracia y eso no es bueno para ningún país.

Muchos de nosotros aquí en el Congreso, y creo que en la administración de Biden, estamos muy comprometidos con la gente de Centroamérica, queremos ser útiles, queremos ayudar con un buen desarrollo económico basado en la comunidad, queremos apoyar intercambios comerciales entre nuestros países y encontraremos la manera de hacerlo, pero no trabajaremos con gobiernos que están tratando de socavar la democracia.

Si estos gobiernos no retrocedieran en la democracia, si no se volvieran autócratas, las posibilidades de hacer más juntos aumentarían enormemente.

¿Qué significa estar en esa lista?

La lista Engel, que apoyé, que hace más rápidos los procedimientos de Magnitsky y va directamente a nombrar a esas personas corruptas, algunas de las cuales la administración Biden ha sancionado ya y estoy seguro de que hay más por venir, que se enfoca exclusivamente en la corrupción. Si estás en esa lista, eres un paria, estás marginado en los Estados Unidos y en todo el mundo. Es una lista en la que la gente no debería querer entrar. Magnitsky es corrupción y violaciones de derechos humanos, pero Engel resalta y acelera las sanciones para ciertos individuos, algunos de los cuales han sido sancionados por esta administración y tal vez hay más por venir.

¿Hay una diferencia en la relación entre EUA-Nicaragua y la relación EUA-El Salvador?

El gobierno de El Salvador tiene que determinar su política por el pueblo salvadoreño. Sabemos que hay personas en esta administración, en la administración Biden, que están cada vez más incómodas con muchas de las cosas que está haciendo el presidente Bukele.

Estoy atónito por algunas de las cosas que está haciendo y como resultado no quiero brindarle asistencia directa, porque no quiero recompensar lo que creo que es un comportamiento que está socavando la democracia en El Salvador; pero sigo comprometido con el pueblo salvadoreño, por lo que apoyaremos formas de tratar de ayudar a los salvadoreños, vamos a tener que trabajar alrededor del gobierno de Bukele, apoyando a las ONG, a través de instituciones en las que tenemos confianza.

No creo que EUA deba ser cómplice a medida que la democracia de El Salvador comienza a desmoronarse, y no creo que debamos hacernos de la vista gorda ante los ataques que la administración Bukele emprende contra la prensa libre.

Los gobiernos no deben buscar consolidarse en el poder, sino en ayudar a sacar a la gente de la pobreza, ayudar a que superen esta pandemia, a que puedan ganarse la vida para poder poner comida en la mesa para su familia, asegurarse de que tengan oportunidades de educación.

Invertir en la infraestructura de El Salvador para que pueda crecer y prosperar económicamente, no solo en El Salvador, también en otros países. Hay enormes oportunidades para la región, pero necesitamos ver la voluntad política y la rendición de cuentas, necesitamos ver una gobernanza inclusiva y eso significa que no aceptamos una autocracia.

¿Considera que Estados Unidos subestimó al presidente Bukele?

Incluso antes de convertirse en presidente, había preocupación por el rumbo que quería tomar para El Salvador. Cuando me reuní con él, cuando vino a Washington, esto fue antes de las elecciones, muchos jóvenes de la diáspora salvadoreña me dijeron que tenían una gran sensación de esperanza; pero también hubo algunas personas que expresaron su preocupación de que él fuera la versión salvadoreña de Donald Trump.

Y lamentablemente, se está convirtiendo en la versión salvadoreña de Donald Trump, que es alguien que no está interesado en un buen gobierno, sino en acumular poder por acumular poder.

Categorías:Nacionales